Creo que tengo algo

Dolores Olmedo solía decir “Si tienes algo, tienes la obligación de compartirlo con tus semejantes. Y esa lección nunca la he olvidado ni la olvidaré”  Ella donó su casa y sus colecciones de arte al pueblo de México.

Como de costumbre, yo no sabía quién era Dolores Olmedo hasta hoy. Santa Wikipedia y unas cuantas búsquedas curiosas me han iluminado. Para que luego digan algunos por ahí que desde que la gente busca de todo en internet cada vez sabe menos y está peor informada. Bueno, a mí me orienta.

Siendo sincero, he llegado a Dolores Olmedo a través de un tuit de @Nabi_b con el que me tropecé casualmente en Twitter y que no tardé ni dos segundos en hacerle un RT.

Lo importante de todo este rollo es la frase abreviada de la señora Olmedo: “si tienes algo, tienes la obligación de compartirlo”. Es lógico que el sentido de la misma cambia en función del contexto. En este medio, en el arte, en la aventura de descubrir, de intentar expresar, de manifestar cosas, ideas, sensaciones, también he oído más de una vez esta frase.

A mí siempre me ha dado mucho reparo todo esto, porque parece que la obligación de mostrar el trabajo al mundo sólo está reservada a los grandes, que no debieran privarnos del disfrute de sus creaciones, del regalo de obras únicas que nos ayuden a vivir mejor.

Otras veces me he preguntado si se está enmascarando la “necesidad de mostrar del artista” con la “obligación de mostrar a los otros”, puesto que esto segundo viste mucho más que lo primero.

Con el tiempo, me voy convenciendo de que ni lo uno ni lo otro, sino “deseo” por ambas partes;  que todos podemos enseñar (si queremos y lo deseamos) nuestros logros al resto, sin esperar nada, sin necesidad ni obligación, sólo mostrar nuestro trabajo porque estamos contentos con él, porque lo que tenemos entre manos, y hacemos con entusiasmo, nos convence y nos motiva. Y que los otros, los que miran, deseen igualmente prestar al menos un minuto de atención o, por el contrario, decidir que lo visto no va con ellos.

Yo no tengo una colección de arte, ni un don excepcional, ni una idea genial que donar a nadie, pero estoy contento porque creo que tengo algo nuevo en lo que trabajar y, os guste o no, me apetece y deseo enseñároslo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: