“Yo, me, mi, conmigo” 20 años pintando.

20-anos-pintando-alberto-reina-blancaVerano de 1993-verano del 2013. A esto de la pintura llegué tarde, como a todo, pero como “quien no quiere la cosa” ya han pasado 20 años. El tiempo se ha empleado bien en dejarme un poco calvo, un poco cegato, marcarme arrugas y ganar peso. Lo que aún no ha logrado es quitarme las ganas de pintar, aunque lo intenta. Sin embargo, ese mismo tiempo me ha permitido aprender y apasionarme con ella.

El verano del 93 una pintora amiga, Inma Díaz Beato (jerezana para más señas), puso, literalmente, un pincel en mis manos. Ocurrió en Grazalema, no recuerdo la fecha pero era julio. Unas cuantas amistades nos reunimos allí para pasar unos días. Inma cargaba con sus lienzos y sus pinturas. Y en las tardes de duro calor, cuando la casa era el mejor refugio, nos montaba un taller de manualidades. Angelitos de escayola para envejecer, pinceles y tablillas de madera, unos cuantos tubos de óleo y algunas fotografías. Más o menos entusiasmados, algunos lo intentamos mientras ella pintaba un lienzo cuyo motivo era un muro de piedra con una farola. A mí aquello me pareció mágico, un milagro extraordinario en el que no había pincel, sino una pequeña espátula con la que aplicaba el color. ¡Cuánta ignorancia la mía!

20-años-pintando-alberto-reina-blancaMe dio algunas instrucciones, una pequeña tablita de 19 x 27 cm y unos pocos colores que, además, había que mezclar. Puso ante mí una foto con una ventana en ruinas. ¡Inalcanzable! Le puse paciencia, atendí a sus consejos, me descubrió otro mundo.

Al marcharnos del pueblo, le pregunté que, para empezar ¿qué necesita comprar?

Ahora hace 20 años de eso.

Con más o menos acierto, ganas o habilidad, creo que nunca ha pasado un mes sin que pinte nada, aunque sea una mancha en un papel. Ya casi ni me acuerdo qué hacía antes en mi tiempo libre.

Parece una fecha redonda ¿no? He pensado que tenía que recordármelo y apagar mis velas, por mi constancia, mi empeño y mi disfrute, y sobre todo porque durante todo este tiempo una parte de mí me ha estado recordando machaconamente que ¡alguna vez lo tendré que dejar!

De aquellos días conservo esta foto. La persona que está a mi lado es Mónica Rueda. También ella lleva la pintura en la sangre y la alterna, como puede (como yo), con sus otras ocupaciones. Somos unos “maravillosos enganchaos”

Cómo pasa el tiempo, aunque a mí nunca me importó. ¿Quién me iba a decir a mí que 20 años después lo contaría en un blog?

20-años-pintando-alberto-reina-blanca

El Puerto de Santa María.Verano del 2013.

 

Anuncios

2 pensamientos en ““Yo, me, mi, conmigo” 20 años pintando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: